Ensalada de marisco

Ensalada de Marisco

ENSALADA DE MARISCO

En épocas de verano y de calor, nos apetece más comer ensaladas casi todos los días, y muchas veces nos aburrimos de elaborar siempre las mismas. Pues hoy os traigo una de marisco, muy sana, natural y ligera, además con alto contenido en hierro, dado que contiene berberechos. Podemos usarla como plato único, o como aperitivo o guarnición. Espero que os guste:

INGREDIENTES:

  • 6 piezas de gambón grande
  • 100 gramos de gamba pelada
  • Palitos de cangrejo
  • 1 lata de berberechos
  • 1 lata de mejillones en escabeche
  • Lechuga romana o iceberg (a gusto)
  • Rúcula
  • Lombarda
  • Ajo
  • Limón y aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:

  1. Calentamos una sartén con un poco de aceite de oliva y ajo, y pasamos las gambas peladas y los gambones, para reservarlos.
  2. Limpiamos la lechuga, la rúcula y la lombarda, las escurrimos bien, las cortamos usando un corte pequeño, y las ponemos mezcladas en una fuente o ensaladera.
  3. Cortamos los palitos de cangrejo y los añadimos a la fuente donde está la lechuga y demás.
  4. Abrimos las latas de berberechos y de mejillones, escurrimos los jugos y los vertemos en la fuente de la ensalada. Reservaremos un poco de jugo de la lata de mejillones para elaborar nuestra vinagreta posteriormente.
  5. Añadimos a la ensalada las gambas peladas y los gambones, de forma que quede adornado.
  6. Para hacer la vinagreta con la que aliñaremos esta ensalada, usaremos aceite de oliva virgen extra, zumo de limón y un poco de jugo de los mejillones. Lo mezclaremos todo bien, y ya la tendremos lista.

Ahora solamente queda disfrutar del paladar, ya veréis como está de RECHUPETE!!.

 

Pepitos

Pepitos

PEPITOS

Esta receta resulta muy apetecible, tanto para niños como para mayores, y no sólo por su presentación, si no también por su sabor, pues resulta toda una delicia que  podemos usar como aperitivo, o para una cena de rechupete; y lo mejor de todo es que es muy fácil y rápido de preparar. Para darle el toque final y hacerlo más vistoso para los niños, siempre podemos decorarlos con aceitunas y unas tiras de pimiento,tal y como está en la foto. También podéis usar vuestra imaginación…Espero que os guste:

INGREDIENTES (para 4 unidades):

  • 4 panecillos pequeños de pan blanco normal
  • 250 gramos de carne picada de vacuno
  • 1 cebolla
  • 2 tomates naturales grandes
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 1 tacita de leche
  • Orégano y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra y sal

PREPARACIÓN:

  1. Trituramos con el turmix los tomates y los reservamos.
  2. En una sartén, ponemos a calentar un poco de aceite de oliva, y a continuación, sofreímos la cebolla que habremos cortado previamente en trocitos pequeños.
  3. Añadimos a la sartén la carne picada, aderezada con un poco de orégano, pimienta y sal (a nuestro gusto). Daremos unas vueltas hasta que la carne vaya cogiendo color dorado.
  4. Seguidamente, vertemos en la sartén el tomate  que teníamos reservado, y dejamos que se fría en la sartén junto con la carne y la cebolla, hasta que veamos que se ha creado una salsa consistente. Entonces, apagaremos el fuego, y dejaremos enfriar.
  5. Mientras esperamos que se enfríe, cortaremos una de las puntas a cada uno de los panecillos para reservarlas, y les quitaremos un poco de miga para poder rellenarlos.
  6. Cuando la salsa ya esté templada, procederemos a rellenar con ella los panecillos con ayuda de una cuchara, y teniendo cuidado de no derramar la salsa por el exterior del panecillo.
  7. Taparemos los panecillos utilizando un par de palillos y las puntas que habíamos cortado previamente.
  8. Por otra parte, batimos el huevo junto con la leche, y ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva para que vaya calentándose.
  9. Pasamos cada uno de los panecillos por la leche y el huevo batido, y los freímos en la sartén con el aceite muy caliente. Les daremos un par de vueltas, para que cojan un poco de color, y los sacaremos para dejarlos escurrir.
  10. Después de unos cinco minutos escurriendo ya están listos para comer.

Ahora solamente queda disfrutar del paladar, ya veréis como están de RECHUPETE!!.

 

Escalivada

Escalivada con anchoas

ESCALIVADA CON ANCHOAS

 

Esta receta es a base de verduras al horno desmenuzadas y regadas posteriormente con aceite de oliva y sal. Es muy fácil de hacer y resulta toda una delicia que está de rechupete. Lo podemos utilizar como guarnición, o como plato fuerte o montaditos acompañado de anchoas o jamón serrano tostado.

INGREDIENTES:

  • 3 berenjenas
  • 4 pimientos rojos
  • 1 tomate grande
  • Aceite de oliva
  • Sal

PREPARACIÓN:

  1. Ponemos en la bandeja del horno, el cual estará precalentado a 220º, las berenjenas, los pimientos y el tomate (enteros, sin trocear).
  2. Introducimos la bandeja en el horno, y lo cocinamos durante media hora aproximadamente, o hasta que estén hechos (cuidado con que no se quemen).
  3. Sacamos la bandeja del horno, para que se enfríe, y cuando ya no quemen,  pelamos las berenjena, los pimientos y el tomate. Lo más fácil es hacerlo directamente con las manos.
  4. Troceamos todo y lo ponemos en una fuente de vídrio, y lo regamos con aceite de oliva y sal al gusto.
  5. Ya tenemos preparada nuestra escalivada, para acompañar carnes, pescados, hacer montaditos e incluso cocas saladas…buenísimo!!!

Ahora solamente queda disfrutar del paladar, ya veréis como está de RECHUPETE!!.

Masa de pizza casera

 

Masa pizza casera

Masa pizza casera

La masa de pizza casera es muy fácil de elaborar, pues simplemente es una masa ligera de pan con aceite de oliva horneada a alta temperatura que está de rechupete. Espero que os guste:

INGREDIENTES (para 2 pizzas medianas aprox.):

  • 300 gramos de harina (preferiblemente de fuerza)
  • 200 ml de agua
  • Media cucharadita de sal
  • 20 gramos de levadura fresca de panadería (o 1 sobre de la liofilizada)
  • 15 ml. de aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:

  1. En un bol, vertemos la harina y la sal. Templamos en el microondas el agua, y deshacemos en ella la levadura fresca y la vertemos al bol (si utilizamos levadura en polvo, podemos verterla directamente junto con la harina y después verter el agua templada).
  2. Añadimos el aceite de oliva y removemos muy bien la mezcla, hasta que quede una masa que se desprenda de las paredes del bol.
  3. Vertemos la mezcla a nuestro banco de trabajo, previamente enharinado, para proceder al amasado. Para ello, aplastamos y estiramos la masa con la base de la mano derecha, doblamos la masa por la mitad y presionamos de nuevo con la base de ambas manos, y espolvoreando de harina de vez en cuando para evitar que se pegue. Repetimos este paso durante unos 5 minutos aproximadamente, para que la masa quede elástica y suba en el horneado.
  4. Para refinar la masa, la aplastamos y retorcemos, girándola y dándole forma alargada sobre el banco de trabajo. Unimos ambos extremos y la juntamos. Repetimos el proceso de amasado y estirado sobre unos 5 minutos más.
  5. Cogemos un bol amplio y limpio, y lo engrasamos con aceite de oliva ligeramente, para depositar dentro la masa en forma de bola y taparlo con un paño de cocina. Lo dejaremos reposar en un sitio cálido durante unos 40 minutos, o hasta que doble su volumen.
  6. Una vez pasado este tiempo, volvemos a verter la masa al banco de trabajo previamente enharinado, y la aplastamos suavemente con los puños. Separamos en dos porciones más o menos iguales, y alisamos con el rodillo dándoles forma redonda (girando la masa). Deben quedar una masa de unos 4 mm de grosor.
  7. Si queremos conseguir una masa muy crujiente, las dejaremos reposar en la bandeja del horno unos 10 minutos antes de añadir los ingredientes que queramos.
  8. Hornearemos las pizzas con el horno precalentado a 220º, durante unos 15 minutos, o hasta que esté dorada la masa (el tiempo dependerá de la potencia del horno).

Ahora solamente queda disfrutar del paladar, ya veréis como está de RECHUPETE!!.

Pimientos del piquillo rellenos de pollo y jamón

Pimiento piquillo relleno de pollo y jamón

PIMIENTOS PIQUILLO RELLENOS

Estos ricos pimientos, podemos comerlos tanto como aperitivo o guarnición en menor cantidad, o acompañados de una ensalada verde para comer o cenar.

INGREDIENTES (para 4 pers):

  • 8 pimientos del piquillo en conserva, dos por persona.
  • 1 pechuga de pollo
  • 100 gramos de jamón a trocitos
  • Salsa bechamel (ver receta)
  • Queso rallado
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Aceite

PREPARACIÓN:

  1. Hacemos la salsa bechamel y la reservamos.
  2. Ponemos a la plancha, con un poco de aceite, la pechuga, con un poco de nuez moscada y sal
  3. Cuando la pechuga ya esté hecha, la trituramos con la ayuda de la picadora (o turmix) en trozos no muy pequeños.
  4. Vertemos la pechuga picada a la bechamel, y a parte, en otra sartén, salteamos con un poco de aceite el jamón cortado a trocitos.
  5. Incorporamos el jamón, a la bechamel y a la pechuga, y lo removemos para que se integren bien todos los ingredientes.
  6. Cuando la salsa esté fría, rellenamos con ella los pimientos uno a uno, y con ayuda de una cuchara.
  7. Los ponemos en una fuente o bandeja para horno, espolvoreamos por encima con queso rallado, y se gratinan antes de servir.

Ahora solamente queda disfrutar del paladar, ya veréis como está de RECHUPETE!!..