Confitura de ” Cabello de Ángel “

Confitura de Cabello de Ángel

Confitura de Cabello de Ángel recién hecha

 

La confitura de Cabello de Ángel es desde siempre utilizada para rellenar numerosos dulces típicos de cada zona, así como muchos otros dulces navideños.  La verdad, es que es bastante trabajoso hacerla, que no difícil, más que nada por las horas que se tarda en preparar; pero os aseguro que no tiene nada que ver con la confitura que se vende en conserva en los supermercados o la que podemos degustar en dulces y no está hecha artesanalmente. Os aseguro que es una auténtica delicia.

He preparado la confitura con una calabaza de un peso de unos 2’5 kgs (en crudo),  he obtenido poco más de 1kg de Cabello de Ángel.

 

INGREDIENTES:

– Calabaza (o calabazas) cidra, que son las que se usan para el Cabello de Ángel. Abajo os pongo una foto para que la identifiquéis a primera vista.

– 500 gr. de azúcar por cada kilo de pulpa cocida que obtengamos.

– 1/2 limón sin pelar, y sin semillas.

– Canela en polvo al gusto.

 

ELABORACIÓN:

1. Lavamos bien la calabaza por el exterior y la cortamos en trozos para ponerla dentro de la olla a presión cubriéndola con agua por poco más de la mitad. Tened en cuenta que para cortarla en trozos, deberéis utilizar un martillo o algo parecido.

2. Tapamos la olla a presión y la ponemos al fuego, unos 20 minutos desde que empieza a silbar (o a girar el pitorro).

3. Cuando podamos destapar la olla, sacamos los trozos de calabaza con cuidado de no quemarnos, y los dejamos reposar y enfriar en una bandeja. También reservamos 400 ml (2 vasos) por cada kilo de pulpa, del agua que se ha obtenido al cocer la calabaza en la olla a presión.

4. Cogemos cada trozo y lo limpiamos bien de pepitas a la vez que vamos extrayendo la pulpa y reservándola en una fuente o plato grande. Desecharemos las cáscaras de la calabaza.

5. A continuación, pesamos la cantidad de pulpa cocida que hemos obtenido y seguidamente la vertemos en una cazuela, junto con el agua que habíamos reservado anteriormente (2 vasos por cada kilo de pulpa), el azúcar (1/2kg por cada kilo de pulpa), el medio limón y la canela.

6. Ponemos la cazuela a fuego medio-fuerte, y vamos cocinando sin dejar de remover en ningún momento. Lo cocinaremos hasta que no quede nada de líquido en la cazuela, proceso que suele llevar sobre unos 50-60 minutos aproximadamente.

7. Pasado ese tiempo, y asegurándonos de que no queda líquido en la cazuela, ya tendremos lista nuestra confitura de Cabello de Ángel. Tened en cuenta que podéis utilizarla inmediatamente para rellenar cualquier dulce o habiéndola dejado reposar unas 24 horas. Así mismo, podéis envasarla al vacío con botes de cristal previamente esterilizados (hervidos con agua unos 15 minutos), y vueltos a hervir otros 15 minutos cuando tengan la confitura dentro.

 

Calabaza cidra para Cabello de Ángel

Calabaza cidra para Cabello de Ángel

Cabello de Ángel sobre plancha de hojaldre

Cabello de Ángel sobre plancha de hojaldre

Roscón de Reyes

 

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes

INGREDIENTES:

  • 25 gramos de levadura fresca
  • 350 gramos de harina de fuerza
  • 125 ml de leche (mejor entera)
  • 100 gramos de azúcar
  • 75 gramos de mantequilla sin sal y en punto pomada
  • 1 huevo XL  + 1 yema
  • 1 cucharada de ron añejo
  • 1 cucharada pequeña de aroma de azahar (yo uso de la marca Vahine, fácil de encontrar en los supermercados)
  • ralladura de naranja
  • 1 cuchardita de sal
  • Para decorar lo que se prefiera: fruta escarchada, guindas, almendras trituradas o fileteadas, azúcar…etc

ELABORACIÓN:

  1. En un recipiente adecuado, deshacemos la levadura fresca con las manos y la mezclamos con la leche templada (tibia).
  2. Por otra parte, en un bol más bien grande, añadimos 320 gramos de harina tamizada (el resto la reservamos) y ponemos en el centro la ralladura de naranja y el azúcar. Seguidamente vertemos sobre ello la leche mezclada con la levadura y lo removemos un poco (sin llegar a mezclar toda la harina de momento); con ayuda de una espátula o cuchara grande.
  3. Añadimos ahora la mantequilla pomada (sin llegar a estar líquida), el ron, la yema de huevo, la sal y unas gotas del aroma de azahar.
  4. Ahora mezclamos todo bien, incorporando toda  la harina poco a poco, y hasta que formemos una bola de masa.
  5. Con la poca harina que hemos reservado anteriormente,  espolvoreamos el banco de trabajo y vertemos sobre el mismo la bola de masa.
  6. Trabajaremos la masa, hasta que nos quede una masa más o menos pegajosa pero que pueda rodar por el banco de trabajo sin pegarse, es decir que se pegue si la dejamos un poco sin moverla. Que no quede seca la masa porque entonces tendremos un roscón muy denso.
  7. Con la masa en su punto, haremos de nuevo una bola y la pondremos dentro del bol espolvoreado un poco con harina. Cubriremos con un paño de cocina o con film transparente y lo dejaremos reposar al menos 2-3 horas en un lugar preferiblemente cálido (a mayor temperatura en el ambiente, menos tiempo hay que esperar).
  8. Pasado ese tiempo, y cuando la masa haya doblado su tamaño, la sacaremos del bol, y con las manos la trabajaremos un poco, lo suficiente para sacarle un poco el aire, hacerle un agujero en el centro y estirarlo.
  9. Seguidamente, la depositamos en la bandeja del horno protegida con papel vegetal, con cuidado porque se pega, pero si hay que moverla un poco, con paciencia se puede hacer perfectamente.
  10. Dejaremos reposar de nuevo, tapado con un paño de cocina para que no se seque la masa, entre 1 hora o 1 hora y media, dependiendo de la temperatura ambiente (a mayor temperatura menor tiempo de espera).
  11. Pasado este tiempo, deberá haber doblado su tamaño, entonces es cuando lo pintamos con un huevo batido y con ayuda del pincel de cocina, y añadimos la decoración a nuestro gusto. Si tenéis la tradición de poner sorpresas en el interior (como el haba y el rey), este también es el  momento de hacerlo si no lo queréis hacer relleno.
  12. Introduciremos la bandeja en el horno precalentado a 160º arriba y abajo, durante unos 20-25 minutos, tiene que estar bien doradito, para sacarlo del horno.
  13. Si lo queréis rellenar de trufa, nata, cabello, crema pastelera (ver receta)..etc. esperaros a que esté frío para    cortarlo por la mitad horizontalmente. Recordad que si queréis poner las sorpresas, debéis hacerlo una vez abierto por la mitad y antes de poner el relleno para evitar que se vean.

Coca escudellà de higos

coca escudellà de higos

coca escudellà de higos

INGREDIENTES:

  • 3 huevos grandes
  • 200 gramos harina
  • 100 gramos de azúcar
  • ralladura de limón
  • canela en polvo
  • 6 obleas
  • 1 tacita pequeña de leche
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/4 de higos secos

PREPARACIÓN:

  1. Separamos las claras de las yemas y las montamos a punto de nieve.
  2. Añadimos el azúcar a las claras montadas.
  3. Batimos la yemas en otro recipiente junto con la harina, la leche, la ralladura de limón, y la levadura.
  4. Añadimos poco a poco y con movimientos envolventes las claras montadas a la mezcla de las yemas.
  5. Cogemos las obleas y con un cucharón vertemos encima la mezcla que hemos obtenido, de forma que quede bien repartida y más o menos con un centímetro de grosor.
  6. Partimos los higos por la mitad y los ponemos encima de todas las cocas, y las espolvoreamos por encima con azúcar y canela.
  7. Las horneamos durante unos 10 minutos o hasta que estén doradas, con el horno a unos 180º arriba y abajo.

Pierna de cordero a la cazuela

pierna de cordero a la cazuela

pierna de cordero a la cazuela

Os dejo hoy una receta para que os animéis a elaborarla en estas fiestas navideñas. Os recomiendo que la elaboréis con antelación (incluso el día anterior), para que coja sabores y aromas más intensos y a la hora de servirlo precalentéis el horno unos 5 minutos y listo.

INGREDIENTES:

  • 1 Pierna de cordero
  • 1 copa de coñac
  • 1/4 litro de agua
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento morrón
  • 1/2 kg de patatas (pequeñas o cortadas a gajos)
  • 50 gramos de piñones
  • 4 huevos duros
  • 100 gramos de tocino veteado
  • Romero
  • Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN:

  1. En una cazuela grande de barro ponemos aceite, simplemente para engrasar un poco la cazuela.
  2. Por otra parte, pelamos las patatas y las cortamos a gajos si es el caso.
  3. Al tomate y a la cebolla enteros, se les hace un corte en cruz en el centro.
  4. Ponemos en el centro de la cazuela la pierna, previamente sazonada con sal a nuestro gusto, y a su alrededor colocaremos las patatas, eltomate, la cebolla, el pimiento, los ajos, y la ramita de romero.
  5. Ahora añadimos la copita de coñac, junto con el agua, para seguidamente poner los trocitos de tocino.
  6. Introducimos la cazuela en el horno a unos 180º (arriba y abajo), durante una hora aproximadamente, y teniendo en cuenta que habrá que ir girándola o volteándola de vez en cuando para que se dore uniformemente.
  7. En los últimos 5 minutos de cocción añadiremos por encima los piñones.
  8. Serviremos la pierna de cordero con los huevos duros rallados por encima y con la ramita de romero, aunque si lo preferís se puede sacar la misma cazuela a la mesa. También, a modo de presentación alternativa, es hacer una salsa para acompañar a la pierna de cordero, triturando y pasando por el chino la cebolla, el pimiento, el tomate y los ajos junto con el jugo de la carne.

FELICES FIESTAS!!!

Mostachones navideños

mostachones navideños

mostachones navideños

Este dulce típico de Navidad, es muy fácil de elaborar, pues únicamente hay que eleaborar el bizcocho, la crema de boniato y espolvorear de azúcar glass. Si veís mayor complicación a la hora de hacer el bizcocho con forma redondita, podéis ayudaros de un aro de emplatar de tamaño adecuado; o podéis hacer dos planchas de bizcocho (ver receta), añadir la crema y montarlas una encima de la otra para luego cortarlas a porciones individuales y espolvorear con azúcar glass. Es muy fácil, ya lo veréis.

INGREDIENTES:

  • Crema de boniato para el relleno (ver receta)
  • 6 huevos
  • 6 cucharadas soperas de harina
  • 6 cucharadas soperas de azúcar.
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Azúcar glass (ver receta)

ELABORACIÓN

  1. Separamos las yemas de las claras de los huevos, y reservamos las yemas.
  2. En un bol, montamos las claras a punto de nieve, es mejor ayudarnos de una montadora eléctrica o batidora.
  3. Una vez estén montadas, agregamos el azúcar, y volvemos a montar.
  4. Conseguiremos así, que las claras estén a punto de relieve, entonces paramos y añadimos las yemas y seguidamente volvemos a montar.
  5. La mezcla habrá doblado su volumen más o menos, entonces, añadimos la harina, junto con la levadura, tamizándola con ayuda de un tamiz o colador fino. La añadiremos poco a poco y con movimientos envolventes con ayuda de una varilla manual o espátula de cocina, para evitar que la mezcla se baje.
  6. Cuando la harina esté perfectamente integrada a la mezcla, la verteremos en una manga pastelera.
  7. Mientras, preparamos una bandeja de horno, con un mantel de silicona (es muy encontrarlos en las tienes de multiprecio o de utensilios de cocina), o si no disponemos del mismo con papel vegetal.
  8. Con la manga pastelera, y la ayuda de un aro de emplatar, haremos todos los mostachones. Podemos hacerlo también a ojo y sin el aro, si nos vemos mañosos en el manejo de la manga pastelera. Primero dibujaremos los bordes, que formarán un círculo y luego, rellenamos todo el interior, pasando la espátula de cocina por encima al final,  si es necesario, para que no quede ningún hueco.
  9. Introducimos la bandeja en el horno, precalentado a 180º, arriba y abajo, durante unos 15 minutos o hasta que esté un poco doradito.
  10. Pasado este tiempo, sacaremos los bizcochos y les daremos la vuelta sobre un paño limpio, para quitar el mantel de silicona o papel vegetal. Este paso deberemos hacerlo en caliente para poder desmoldarlos fácilmente.
  11. Iremos montando uno a uno, añadiendo relleno de crema de boniato en medio de dos bizcochitos.
  12. Cuando ya estén todos montados, espolvorearemos generosamente con azúcar glass, y  una vez estén fríos, ya están listos para comer.

FELICES FIESTAS!!!

Pastelitos de Navidad de boniato

pastelitos de Navidad de boniato

pastelitos de Navidad de boniato

Aprovechando la proximidad de la Navidad, os traigo una receta de un dulce típico de esta época del año. Si los conserváis en un sitio seco y fresco y con papel de seda o vegeta, podéis elaborarlos una semana antes de las festividades y conservarlos perfectamente durante todas las Navidades. Con estas cantidades salen unos 30 pastelitos medianos aproximadamente. Si os sobra relleno de  crema de boniato, podéis intentar hacer otras recetas navideñas (ver otras recetas con crema de boniato). Espero que os animéis, ya veréis como están de rechupete.

INGREDIENTES:

Para el relleno (Crema de boniato):

  • 2 boniatos medianos (pueden ser blancos o rojos,según vuestros gustos)
  • 6 cucharadas soperas de azúcar (3 por cada boniato)
  • ralladura de limón
  • canela en polvo

Para la masa:

  • 1 taza de anís o aguardiente
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra
  • Harina de trigo, la que admita la masa sin que quede dura.
  • 1 huevo para pintar por encima los pastelitos
  • Azúcar y canela para espolvorear por encima

 

ELABORACIÓN:

Preparamos el relleno:

  1. Lavamos, pelamos y cortamos a trozos los boniatos, para ponerlos a cocer  con agua (1/2 litro aproximadamente) en una cazuela y a fuego medio-fuerte. El agua debe cubrir los trocitos de boniato, pero hay que tener en cuenta que no hay que añadir demasiada sino, nos quedará un relleno muy líquido.
  2. Después de unos 20 minutos, añadiremos las 6 cucharadas de azúcar, una cucharadita de canela y la ralladura de limón. Lo dejaremos cocer unos 10 minutos más.
  3. Pasado este tiempo, lo trituraremos con ayuda de una varilla o turmix,y lo pondremos de nuevo a fuego lento durante unos 10 minutos aproximadamente para que la crema espese más.
  4. Cuando ya tenga la consistencia deseada, la apartaremos del fuego y la dejaremos reposar, para disponernos a preparar la masa.

Preparamos la masa:

  1. En un recipiente añadimos el  anís y el aceite.
  2. Seguidamente, agregaremos la harina poco a poco hasta que quede una masa uniforme, teniendo en cuenta de que no debe quedar una masa dura.
  3. En un banco de trabajo, o encima de papel vegetal, iremos formando bolitas de masa con ayuda de una cuchara, y luego aplastándolas.
  4. Con la masa de las bolitas extendida, introduciremos el relleno, siempre poniéndolo a una parte para luego poder cerrar el pastelito (como si fuera una empanadilla pero sin sellar los bordes)
  5. Pintaremos con el huevo batido todos los pastelitos y los pondremos en una bandeja de horno.
  6. Espolvorearemos por encima con abundante azúcar y canela al gusto, e introduciremos en el horno precalentado a 150º, arriba y abajo, y durante unos 35 minutos o hasta que estén dorados por la superficie.

FELICES FIESTAS!!!!!!