Roscón de Reyes

 

Roscón de Reyes

Roscón de Reyes

INGREDIENTES:

  • 25 gramos de levadura fresca
  • 350 gramos de harina de fuerza
  • 125 ml de leche (mejor entera)
  • 100 gramos de azúcar
  • 75 gramos de mantequilla sin sal y en punto pomada
  • 1 huevo XL  + 1 yema
  • 1 cucharada de ron añejo
  • 1 cucharada pequeña de aroma de azahar (yo uso de la marca Vahine, fácil de encontrar en los supermercados)
  • ralladura de naranja
  • 1 cuchardita de sal
  • Para decorar lo que se prefiera: fruta escarchada, guindas, almendras trituradas o fileteadas, azúcar…etc

ELABORACIÓN:

  1. En un recipiente adecuado, deshacemos la levadura fresca con las manos y la mezclamos con la leche templada (tibia).
  2. Por otra parte, en un bol más bien grande, añadimos 320 gramos de harina tamizada (el resto la reservamos) y ponemos en el centro la ralladura de naranja y el azúcar. Seguidamente vertemos sobre ello la leche mezclada con la levadura y lo removemos un poco (sin llegar a mezclar toda la harina de momento); con ayuda de una espátula o cuchara grande.
  3. Añadimos ahora la mantequilla pomada (sin llegar a estar líquida), el ron, la yema de huevo, la sal y unas gotas del aroma de azahar.
  4. Ahora mezclamos todo bien, incorporando toda  la harina poco a poco, y hasta que formemos una bola de masa.
  5. Con la poca harina que hemos reservado anteriormente,  espolvoreamos el banco de trabajo y vertemos sobre el mismo la bola de masa.
  6. Trabajaremos la masa, hasta que nos quede una masa más o menos pegajosa pero que pueda rodar por el banco de trabajo sin pegarse, es decir que se pegue si la dejamos un poco sin moverla. Que no quede seca la masa porque entonces tendremos un roscón muy denso.
  7. Con la masa en su punto, haremos de nuevo una bola y la pondremos dentro del bol espolvoreado un poco con harina. Cubriremos con un paño de cocina o con film transparente y lo dejaremos reposar al menos 2-3 horas en un lugar preferiblemente cálido (a mayor temperatura en el ambiente, menos tiempo hay que esperar).
  8. Pasado ese tiempo, y cuando la masa haya doblado su tamaño, la sacaremos del bol, y con las manos la trabajaremos un poco, lo suficiente para sacarle un poco el aire, hacerle un agujero en el centro y estirarlo.
  9. Seguidamente, la depositamos en la bandeja del horno protegida con papel vegetal, con cuidado porque se pega, pero si hay que moverla un poco, con paciencia se puede hacer perfectamente.
  10. Dejaremos reposar de nuevo, tapado con un paño de cocina para que no se seque la masa, entre 1 hora o 1 hora y media, dependiendo de la temperatura ambiente (a mayor temperatura menor tiempo de espera).
  11. Pasado este tiempo, deberá haber doblado su tamaño, entonces es cuando lo pintamos con un huevo batido y con ayuda del pincel de cocina, y añadimos la decoración a nuestro gusto. Si tenéis la tradición de poner sorpresas en el interior (como el haba y el rey), este también es el  momento de hacerlo si no lo queréis hacer relleno.
  12. Introduciremos la bandeja en el horno precalentado a 160º arriba y abajo, durante unos 20-25 minutos, tiene que estar bien doradito, para sacarlo del horno.
  13. Si lo queréis rellenar de trufa, nata, cabello, crema pastelera (ver receta)..etc. esperaros a que esté frío para    cortarlo por la mitad horizontalmente. Recordad que si queréis poner las sorpresas, debéis hacerlo una vez abierto por la mitad y antes de poner el relleno para evitar que se vean.

Deja un comentario